El valor de la perseverancia se distingue hasta que se alcanzan los objetivos, porque de nada sirve perseverar un tiempo y luego abandonar las metas.
 
Si vas a PERSEVERAR, deberás hacerlo hasta el final.
 
Primero analizas tus deseos y DEFINES un propósito, luego asumes la responsabilidad de cumplir ese propósito bajo cualquier circunstancia.
 
Te puedes encontrar con muchos OBSTÁCULOS que te invitarán a que abandones tu propósito, la tentación puede ser muy fuerte, tal y como se menciona en los siguientes puntos:
 
El aburrimiento:
 
Cuando estás trabajando en un propósito es casi seguro que en algún momento llegará el ABURRIMIENTO, a pesar que te gusta esa idea, es ahí donde la disciplina te permite ir más allá de tus emociones, requieres una nueva visión para superar el aburrimiento, el cual NO debe ser permanente.
 
Muchas veces es tan solo el efecto de la presión por los frutos esperados, cuando vas consiguiendo resultados, te sientes más MOTIVADO.
 
La presión por el cambio:
 
Existe una especie de INERCIA en tu vida a las ideas que has venido practicando, cuando se habla de cambios, esto genera una inestabilidad mental y emocional, lo que genera una gran presión por huir de las actividades que estás haciendo.
 
Las personas que NO aprenden a soportar el peso de una nueva idea, siempre terminan abandonando, si utilizas el PODER de la Autosugestión aumentas increíblemente tus posibilidades de éxito, porque aquí logras una nueva concepción del mundo en base a información especializada.
 
Escasos resultados:
 
Te has propuesto un cambio, obviamente deseas ver resultados, es duro cuando estás trabajando metódicamente y no observas una consecuencia positiva de todo ese ESFUERZO, necesitas mucha fortaleza para continuar.
 
En esos momentos se va construyendo el carácter de un TRIUNFADOR.
 
No tener una visión de largo plazo:
 
Esta es otra piedra en el camino para alcanzar el éxito, si todo el tiempo te ENFOCAS en el bienestar del corto plazo, todos tus proyectos que signifiquen grandes frutos en el largo plazo, seguramente los abandonarás.
 
Necesidades apremiantes:
 
Es posible que estés trabajando muy bien en tu objetivo, pero exista una necesidad apremiante que te IMPIDA perseverar hasta el final.
 
Es típico que suceda con las necesidades FINANCIERAS o el cuidado de la salud. Puedes aprovechar esa urgencia para exigir mejores resultados en tu emprendimiento.
 
Los obstáculos mencionados anteriormente pueden limitarte solo si tu lo PERMITES, si los triunfos fueran simples, todo el mundo los obtendría, pero no sucede así, si de verdad deseas destacarte podrás perseverar hasta el final, sin importar lo que tengas que pasar.
 
Estrategias que te ayudarán a perseverar hasta el final:
 
Cada día puedes descubrir pequeños detalles que AUMENTAN tus perspectivas de éxito, a continuación se mencionan algunos consejos que te ayudarán a perseverar hasta el final en tus objetivos:
 
Si tienes mucho que PERDER, abandonar será más difícil.
 
Cuando un objetivo te ha llevado a asumir enormes RIESGOS, entonces abandonar será muy difícil, si tienes un sueño por cumplir, debes “casarte para siempre” con esa idea.
 
Si lo pones todo en ese sueño, podrás perseverar hasta el final, esto es algo que hace que Los PROPOSITOS funcionen, algunas personas no lo entienden y comienzan a probar diferentes opciones para reducir el riesgo, en algunos casos como las decisiones financieras puede funcionar, pero cuando estás hablando de las más altas aspiraciones que tienes, requieres una mayor definición, evitar el vaivén de ideas.
 
Reflexiona respecto a lo que está en juego y seguramente te motivarás a continuar:
 
Entre más altas sean tus ASPIRACIONES lo común es que necesites realizar mayores esfuerzos, en ciertos momentos quizás te sientas desanimado y con el deseo de retirarte, pero cuando reflexionas con serenidad el gran propósito que estás persiguiendo y sus beneficios, entonces te llenarás de motivación y continuarás.
 
Haz grandes esfuerzos todos los días y terminarás obsesionándote con tus objetivos:
 
Cuando trabajas mucho, tu mente está INTEGRADA a tus propósitos, si tienes la suficiente energía y disposición para hacerlo de manera constante, entonces te terminarás obsesionando con esas ideas, hasta alcanzarlas.
 
El ritmo fuerte de trabajo se vuelve un hábito y así se obtienen grandes resultados.
 
Trabaja en base a una planificación y sabrás que vas por la ruta correcta:
 
Un objetivo que carece de PLANIFICACIÓN tiene menos posibilidades de cumplirse, porque no hay puntos intermedios, tampoco estrategias y todo se vuelve una dedicación a ciegas.
 
Una buena planificación te llevará por etapas, eso aumenta tu nivel de SEGURIDAD porque si tienes la ruta clara, solo deberás hacer los ajustes en el camino y será más fácil perseverar hasta el final.
Descubre 1001 TIPS para tu LIBERTAD FINANCIERA.
ATAJOS – CONSEJOS – SECRETOS todo bajo 1 sólo techo.